“Es un museo que respira alma española por todos sus rincones”, reconoce Óscar Sáez, director de operaciones de Empty, la compañía española encargada, a través de una “joint venture” con una empresa local, de diseñar la exhibición que ocupa una decena de salas que se desparraman por 52.000 metros cuadrados.

El museo es un recorrido repleto de muros convertidos en pantallas -hasta 3.000 metros cuadrados de proyección- que reivindican la historia del país. “Somos responsables de los 170 proyectores 4k que funcionan de manera sincronizada por todo el museo”, desliza Sáez.

Para este proyecto, BGL ha destinado a más de 70 profesionales directos entre Qatar y España en puestos que abarcan desde ingenieros de audio, de vídeo, project manager, integradores, desarrolladores, BIM, IT y AutoCAD, principalmente.

"Esta instalación supone un paso de gigante en nuestro posicionamiento internacional, y le agradecemos a Empty confiar en nosotros como integradores AV del proyecto", reconoció Ángel Gil (CEO de BGL).

 


Compartir


Política de cookies

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia fiable y personalizada en BGL Audiovisual. Al navegar por BGL Audiovisual, aceptas nuestro uso de política de cookies.